lunes, 29 de mayo de 2017

RESEÑA (by MB) ::: SE PROHÍBE MANTENER AFECTOS DESMEDIDOS EN LA PUERTA DE LA PENSIÓN - Mamen Sánchez




Título original: Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión
Autora: Mamen Sánchez
Editorial: Espasa
Páginas: 304
Fecha publicación: 2014
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 19,90 euros 5,95 euros
Diseño de cubierta: más!gráfica
En este nuevo libro la autora se supera a sí misma, y desde la primera página el humor, la empatía hacia los personajes, las sorpresas y la variedad de registros se alían para conseguir una lectura absorbente y absolutamente satisfactoria. De nuevo se trata de una novela coral, pero protagonizada por una mujer que no tiene más remedio que: a) Reconstruirse casi desde cero después de un divorcio demoledor. b) Reformar la casa de sus abuelos, un chalecito en bastante mal estado en la ribera del Manzanares. c) Buscar huéspedes, no porque necesite el dinero, que también sino, sobre todo, porque es la mejor manera que se le ocurre para evitar tener que vivir sola.

Pero como a pesar de todo es una mujer sensata, decide imponerse e imponer unas reglas que, partiendo de la amarga experiencia, faciliten la convivencia. Por ejemplo: 

•SE PROHÍBE AFLIGIRSE POR CAUSAS AJENAS AL SENTIDO COMÚN. 
•SE PROHÍBE MOSTRAR COMPASIÓN HACIA QUIEN NO LA DESEA. 

El que ella y sus huéspedes sean capaces o tengan ganas de cumplirlas ya será otro cantar...

El perfil de Cecilia Dueñas, abogada, es como el de tantas mujeres que se acaban de divorciar y tienen que salir sí o sí de su zona de confort. Ella ya tiene una edad, cuarenta y tres años; la edad que para unos puede parecer madurez, pues ya ha alcanzado todas sus metas, para otros puede ser la "gran oportunidad" de girar y empezar a vivir la vida como quieras y con los que quieres que te acompañen. Al principio tomar el mando y redireccionarte puede resultar doloroso, pero con el tiempo se comprueba que es el mejor de los regalos porque ahora se trata solo de ti y de tu tiempo.

Para alcanzar todo lo anterior hay muchas formas y caminos. Cecilia utiliza una de las formas más eficaces: reconstruir una casa al mismo tiempo que reconstruye su vida. Todo va a la par; eliges suelos y paredes que se acompañan de personas y sentimientos, y todo fluye encajando perfectamente en tu casa y en tu vida como piezas de puzzle que se han fabricado "per se" para darle el sentido adecuado y necesario para llegar a la plenitud.

La casa que rehabilita Cecilia está llena de recuerdos y de amor. Está a orillas del Manzanares, y sus abuelos maternos se la dejaron cuando fallecieron. El deterioro que ha sufrido desde sus decesos es enorme pero, en vez de desanimarse por todo el trabajo que supone, Cecilia entiende y comprende que esta es su oportunidad en todos los sentidos, pues se encuentra en el momento óptimo, personal y laboral, para iniciar todas estas reformas y trabajos.

Andrés Leal es su maestro de obras. Le ayuda a perfilar todo el proyecto de rehabilitación, pues de alguna manera percibe y adivina todas las necesidades de la casa y de Cecilia. Así, como he comentado al principio, al mismo tiempo que reforma su casa también reforma su vida... cada decisión que tome sobre la misma conllevará el conocimiento de diversos personajes, distintos a su vida anterior elitista y cerrada. 

Tras tomar la decisión de transformar la casa de sus abuelos en la pensión más bonita a orillas del Manzanares, se encuentra con que los huéspedes u okupas que van llegando no resultan solamente unos inquilinos que pagan por vivir ahí; sus vidas empiezan a mezclarse, tejiéndose entre ellos un entramado de lo más fantasioso y a la vez fascinante. Todos (Cecilia y Andrés en principio, y luego los diversos personajes que se van sumando a la novela como inquilinos de la casa-pensión de Cecilia; Noelia, Justice, Catalina, Ivana...) son personajes que forman parte de una misión superior, de una historia que se tejió hace tiempo y que ahora hay que desempolvar, subir el telón y empezar a interpretar el papel que se les encomendó. 

Toda la historia está tintada de romance, intriga y misterio, y cosida con unos hilos folletinescos que hacen que su lectura sea ágil, rápida y sencilla. Con esto no quiero decir que se trate de una historia simplona, que es muy distinto a decir que es simple. También me gustaría comentar que, conforme iba leyéndola, la relacionaba con Bajo el sol de la Toscana; sería por la similitud de las protagonistas, sus vidas, sus fracasos y su situación personal. O por el cambio radical que realizan en su biografía y la manera de conseguirlo. O tal vez sea porque, a orillas del Manzanares, también brilla el mismo sol que en la maravillosa Toscana.

Como último apunte, decir que no había leído nada de Mamen Sánchez, pero la lectura de Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión ha sido todo un soplo de aire fresco, que siempre se agradece.




Desde que en 2007 publicara Gafas de sol para días de lluvia, la periodista Mamen Sánchez ha ido consolidando una espectacular carrera de novelista que, ocho años y cinco novelas después (todas ellas con varias traducciones), la ha convertido en una de las autoras de más éxito del momento.

¿Su secreto? Un estilo en el que se mezclan de forma cautivadora y original géneros como la novela de intriga, el romanticismo, la comedia de costumbres y un personalísimo sentido del humor. Y, sobre todo, una capacidad poco común para la creación de unos personajes inolvidables.


25 comentarios:

  1. Yo me leí su anterior novela y tengo que reconocer que lo pasé muy bien aunque decían que era la mejor comedia de aquel año pero no fue para tal merecimiento aunque la disfruté mucho.

    ResponderEliminar
  2. Este es el único libro que leí de la autora y me gustó mucho la historia en general! me gustaría ser una de las inquilinas de ese peculiar hostal!

    ResponderEliminar
  3. Lo leí cuando se publicó y me resulto una novela amena y entretenida que se lee rápido y que por eso engancha.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que lo hayas disfrutado yo aún no he leído a la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Por lo que veo, parece interesante. Tomo nota. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo vi este libro hace un par de años... ya había leído su novela La felicidad es un té contigo... que me gustó bastante (al principio pensé que sería muy chick-lit, pero no fue así)... y con este no me lancé no sé por qué. Me alegro de que te haya gustado... lo tendré en cuenta por si me lo cruzo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Es el único libro que he leído de la autora y ya hace tiempo y no me llegó a gustar del todo; me pareció un libro entretenido y poco más. Me alegra que te haya gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que la hayas disfrutado, en mi caso no me llama demasiado la verdad
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Que título tan gracioso. Pues de momento no he leído nada de la autora.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola chicas!

    ¡Me encanta el título! y aprovechando la subida de adrenalina que me dio el otro día que me riñera una vieja por besar a mi marido junto a su coche...voy y me lo leo!! jajajajajaja. Me encanta, creo que es una lectura que me viene como anillo al dedo en este momento.

    Un besito a cada una, guapas inquilinas!!!

    ResponderEliminar
  11. Se ve una novela fresca, ideal para esta época del año, pero voy a dejarla pasar porque tengo demasiado pendiente. Besos

    ResponderEliminar
  12. No puedo con ella. Uf, de verdad, encima para remake del sol de la Toscana. Leí Agua del limonero, antes de tener el blog y ya tuve bastante para esta vida y unas cuantas más.
    Igual este que traes es mejor y más profundo. El que yo leí era como una edición especial del Hola.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. El verano pasado leí La felicidad es un té contigo y resultó entretenido y divertido, perfecto para las altas temperaturas veraniegas, como este también lo tengo pendiente intentaré leerlo este verano, que por lo que cuentas creo me gustará.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Confieso que a mí me gustaban más los libros del tipo Agua del limonero pero estos últimos son amenos y divertidos, la verdad. Lo leí hace tiempo y lo disfruté como lo que son, lectura de evasión. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues no me he estrenado aún con esta autora, y parece que este libro podría ser un buen estreno.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Leí otra novela de la autora y me quede con esa sensación que has tenido tu de que era una novela fresca. Pero esta no me llama la atención.

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo en casa hace mil, sin leer como otros tantos. La verdad que siempre pienso en él como una lectura de ésas desengrasante, como de las que uno se lleva a la piscina. Así que a ver si cae este verano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tengo ucho pendiente en la estantería aunque si se me pusidera a tiro no me importaría leerla.

    Bs.

    ResponderEliminar
  19. Pues no he leído nada de Mamen, pero sí que es un libro que he mirado mucho...precisamente porque últimamente está genial de precio. Parece una lectura ideal para despejar de otras lecturas y de la vida en general jajaja lo tendré en cuenta ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. No lo conocía. En principio no me termina de llamar, aunque tal vez con otro de la autora... Quién sabe.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  21. Hola!
    La verdad es que tipo de libros no me llaman demasiado la atención, aunque ahora que se acerca el verano apetecen este tipo de historias frescas y ágiles.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  22. He leído cosas bastante positivas de esta novela; por lo menos parece muy entretenida y ligera. Con tu reseña aún la voy a tener más en cuenta.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Me divertí con La felicidad es un té contigo, y esta la tengo pendiente de lectura. Por lo que nos cuentas en tu reseña, seguro que me incitará a reír. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Yo leí hace tiempo Juego de damas y no me convencio, pero por lo que cuentas no me importaría repetir con esta. Besinos.

    ResponderEliminar
  25. Aunque me encanta el título y parece la lectura ideal para estas fechas, estoy de contención y la dejaré pasar.
    Besos

    ResponderEliminar