viernes, 29 de enero de 2016

RESEÑA (by MB) ::: LAS SEÑORITAS DE ESCASOS MEDIOS - Muriel Spark



Título original: The Girls of Slender Means
Autora: Muriel Spark
Editorial: Impedimenta
Páginas: 178
Traducción: Gabriela Bustelo
Fecha publicación original: 1963
Fecha esta edición: 2011
Encuadernación: rústica con sobrecubierta
Precio: 18,40 euros
Imagen de cubierta: Eileen (Christopher Edward Baumer, 1946)







Ambientada en las ruinas de Londres durante la difícil primavera y el verano indigente de 1945, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, Las señoritas de escasos medios (1963), considerada una de las mejores novelas de Muriel Spark, se ocupa del mundo deliciosamente despreocupado de unas chicas que viven en un club residencial para mujeres solteras, y que van pasando por varios estados de ligue.
En un contexto cerrado, que proporciona el cristal a través del cual contemplar el panorama histórico de un austero Londres que resurge de sus cenizas, seductora y de una comicidad deslenguada, Las señoritas de escasos medios es una divertidísima novela de costumbres y un despiadado análisis de afectos y filiaciones, que pertenece a la gran tradición de la novela inglesa de posguerra, de la que es un referente ineludible.


 La narradora de nuestra historia dice:
"No tenía absolutamente ningún sentido deprimirse por la situación, ya que habría sido como deprimirse por la existencia del Gran Cañón del Colorado o de algún otro fenómeno natural al que fuera imposible acceder" 
Nos encontramos en el Londres de 1945, devastado por los bombardeos de la II Guerra Mundial; sus habitantes deben adaptarse a lo que la posguerra les ofrece y, siguiendo con su vida cotidiana, hacen comentarios habituales sobre el tiempo, anécdotas, cupones, vales... celebrando su supervivencia, encontrando las fuerzas y el equilibrio necesarios para ver luz y esperanza a pesar de tener delante solo escombros y pobreza cuando levantan la vista.

La acción transcurre entre las paredes del club May of Teck, fundado por la reina María antes de casarse con el rey Jorge V, cuando aún era la princesa May of Teck. Se mantenía en pie, como faro y refugio luminoso, donde la vida y esperanza transpiraba a través de todas las jóvenes que residían en él.

De acuerdo a su primera norma del estatuto:
"... existe para proporcionar seguridad económica y amparo social a las señoritas de escasos medios, con una edad inferior a los treinta años, que se vean obligadas a residir lejos de sus familias por tener que desempeñar un trabajo en Londres"
La conciencia y moralidad del club recaen sobre las señoritas Coleman, MacGregor y Jarman; las tres rebasaron la treintena hace años, pero aun así siguen siendo inquilinas del club, velando fielmente por el cumplimiento de los estatutos del mismo. Cuando Spark nos invita a traspasar sus muros, en él descubrimos la alegría de vivir... los sueños y esperanzas que la guerra no ha conseguido aniquilar; más bien al contrario, son fuertes, como la juventud de las inquilinas del club. Entre ellas conocemos a Jane Wright, Selina Redwood, Joanna Childe, Anne Barbeton, Julia Harkham, Rudy Redwood, Anne Baberton, Nancy Riddle, Dorothy Markham... así hasta conformar un total de más de cuarenta muchachas, cada una de ellas con sus personalidades, educación, sueños y vivencias personales. Todas ellas,  con mayor o menor protagonismo, articularán toda la historia, la historia del club May of Teck.

Pero al igual que en Mujercitas, tenemos un personaje masculino que hace de contrapunto entre tanta jovencita. Spark utiliza este simbolismo con la obra de Louisa May Alcott para presentarnos a Nicholas Farringdon, quien se erige en representante del exterior y contrapunto perfecto de todas la inquilinas del club. El personaje, su construcción, así como las interrelaciones con los personajes femeninos recuerdan sin lugar a dudas a Laurie, independientemente de las distintas épocas en que se desarrollan ambas historia y los años y las vivencias de cada uno de ellos. Así mismo, continuando con el paralelismo con Laurie, Farringdon está a vueltas de la vida y vive en una especie de tediosa dejadez, y cuando traspasa el umbral del club encuentra en él y en todas las personas que lo habitan la energía, la vitalidad y las ganas de seguir adelante. Tal y como recuerda Nancy, una de las protagonistas:
"estaba un poco enamorado de todas nosotras"
Nicholas Farringdon es escritor, y entra a formar parte de la trama gracias a Jane Wright, editora en ciernes. Contradictorio, sus ideales son muy difíciles de encasillar en un mismo espíritu, y su ambigüedad nos irá acompañando a lo largo de lectura Wright se propone descifrar a este personaje un tanto ilógico, y su amigo Rudi Bittesch lo describe del siguiente modo:
"La respuesta es sencilla: este hombre es un caos" 
Este espíritu caótico de Farringdon no impedirá que su influencia llegue a cada una de las inquilinas que Wright le va presentando a la largo de la historia, interviniendo de alguna manera en sus vidas; está verdaderamente fascinado por el mundo femenino, y su bagaje vital le ayudará a introducirse en su ambiente y ser consciente de la existencia de todas ellas, ayudándolas y protegiéndolas.

A mi juicio, el libro es todo una paradoja: alegría, melancolía, humor, sarcasmo, ironía... todo ello redactado con un estilo costumbrista, bajo una pátina de sátira refinada, y aderezado con los diálogos y descripciones del Londres de posguerra donde la cotidianidad diaria nos fotografía una ciudad ruinosa, pero no muerta, donde la supervivencia es un don que hay que celebrar todos los días, construyendo el futuro y limpiando los cascotes del pasado. Retazos de "este futuro" son los saltos temporales hacia los que nos dirige Spark, gracias a los cuales el lector puede vislumbrar un poquito de lo que sucede en el mismo.

Me ha encantado el retrato del mundillo editorial de la época y los autores: Hemingway, Henry James, Daphne du Marier, Bernard Shaw... todos ellos me han acompañado de alguna manera a lo largo de toda la lectura, regalándome un guiño cuando los descubría en sus páginas. 

En definitiva, es una novela corta (unas ciento cincuenta y seis páginas reales), donde se nos dará una visión histórica de la supervivencia y la esperanza de una ciudad de posguerra, en este caso Londres. Por ponerle algún "pero", diría que los saltos temporales me producían cierta fricción en la lectura; me molestaban un poco, aunque eso no quita que haya disfrutado de todas y cada una de sus páginas.


La edición de Impedimenta es muy bonita, con sobrecubierta y la cubierta también ilustrada con la imagen de portada, tal y como se puede ver en la imagen.



Muriel Spark nació en Edimburgo en 1918. Poeta y novelista, escribió libros infantiles, piezas teatrales para la radio, la comedia Doctors of Philosophy (representada en Londres por primera vez en 1962 y publicada en 1963) y biografías de varias figuras literarias del siglo XIX como Mary Shelley y Emily Brontë.
La popularidad le llegó gracias a sus exitosas novelas, entre las que destacan Memento mori (1959), La balada de Peckham Rye (1960), Los solteros (1960, Impedimenta, 2012), La plenitud de la señorita Brodie (1961), Las señoritas de escasos medios (1963, Impedimenta, 2011), La puerta de Mandelbaum (1965), La imagen pública (1968, finalista del Premio Booker), El asiento del conductor (1970), El invernadero junto al río (1973), Derechos territoriales (1979), Merodeando con aviesa intención (1981, finalista del Premio Booker), El único problema (1984) o Muy lejos de Kensington (1988).

A lo largo de su extensa carrera literaria, Muriel Spark obtuvo un gran reconocimiento público y ganó diversos premios como el Premio David Cohen de Literatura Británica, el Premio T. S. Eliot, el Premio Campion, el Premio Saltire, el Premio al Mejor Relato Breve del Observer, el Premio Boccacio de Literatura Europea, el Golden Pen y el Premio Italia de teatro para radio. Muriel Spark fue investida con el título de doctora honoris causa por varias universidades, como la de Londres, Oxford o Edimburgo, y fue nombrada Dama del Imperio Británico en 1993. Murió en 2006.

Miss Bingley

jueves, 28 de enero de 2016

1ª Edición Reto Libros Autoeditados



El blog Un Lector Indiscreto ha lanzado este reto, del cual podéis leer las bases en este ENLACE :)

Consta de leer y reseñar a lo largo del año un mínimo de 6 libros autoeditados en plataformas digitales como Amazon. El género literario es indiferente, y cualquier autor independiente que desee promocionar su libro a través de este reto puede hacerlo hablando con Francisco, el administrador de dicho blog.

Nosotras realmente tenemos intención de reseñar al menos una al mes, tal y como hemos comentado otras veces (aunque del dicho al hecho ya se sabe, pero la intención la tenemos. Así con el reto nos obligamos a realmente cumplirlo o por lo menos reseñar uno cada dos meses), así que espero que no tengamos problemas en llevarlo a cabo.

Aquí abajo iremos añadiendo los enlaces de las reseñas que colguemos sobre este tipo de libros. 

¡Felices Lecturas! :)

 




RESEÑA (by MH) ::: LADY SUSAN - Jane Austen






Título original: Lady Susan
Autora: Jane Austen
Editorial: Nórdica
Páginas: 152
Traducción: Carme Camps
Fecha publicación original: 1871
Fecha esta edición: mayo 2014
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 18 euros
Ilustrador: Javier Olivares






Esta novela epistolar, escrita probablemente en 1794, narra los planes de la protagonista, la recientemente viuda lady Susan, para encontrar un nuevo marido, a la vez que intenta casar a su hija de dieciséis años.

Austen se sirve de este género para construir una obra en donde las distintas cartas se engarzan como piezas de un rompecabezas hasta completar ante los ojos del lector una historia de pequeñas intrigas. La obra subvierte todas las normas de la novela romántica: lady Susan tiene un papel activo; no sólo es hermosa, sino también inteligente e ingeniosa, y sus pretendientes son significativamente más jóvenes que ella.

Hace un par de semanas hablé sobre la edición de Nórdica de Los Watson, y hoy vengo con el otro Austen que tienen en su catálogo, Lady Susan. A diferencia del primero, a pesar de haber sido también escrito a una edad muy temprana, antes de las novelas que luego le dieron fama (se suele dar como fecha 1794, con lo cual ella contaría por entonces unos 18 o 19 años), este sí que fue concluido (aunque no publicado hasta muchas décadas después de su muerte).

Si digo que me ha encantado me quedo corta. Es que además tiene tantas diferencias con el resto de sus novelas que quizás por eso la he disfrutado más. No es lo que suele denominar típicamente austeniano. Ofrece varias rupturas con las dinámicas de sus obras posteriores, y ha sido como saborear algo que sabes que te va a gustar, pero que tiene un sabor que no esperabas y te ha sorprendido al llevártelo a la boca. O algo así.

Empezando con el género, Lady Susan es una novela corta epistolar. Las 41 cartas que la componen son breves en su mayoría, y pronto nos hacemos con los nombres, parentescos y relaciones entre los remitentes y destinatarios de las mismas. Por otro lado, y quizas lo más sorprendente, es la misma protagonista: Lady Susan Vernon. Muy alejada de Anne Elliot o las hermanas Dashwood y Bennet, nuestra lady es una arpía de mucho cuidado. Y lo he disfrutado mucho. Porque además Jane Austen, para lo joven que era, demuestra algo que ya hizo magistralmente después, y es una descripción maravillosa de los personajes. Sus personalidades resultan tan cristalinas a ojos del lector que no puedes dejar de alabarla mentalmente (algo parecido me pasa con Dickens). 

Como decía, nuestra lady es una arpía. De una belleza sin igual, pero mala (muy mala), manipuladora, retorcida, muy egoísta, superficial,  de lo más egocéntrica, incapaz de amar a nadie que no sea ella misma, en constante búsqueda de su bienestar, de salirse con la suya, y de vengarse de todo aquel que ose contrariarle. ¿Su principal "virtud"? Que hace lo que quiere con los hombres. Literalmente. Da igual lo predipuestos que estén a luchar contra sus encantos, da igual los prejuicios que tengan antes de conocerla, que al final danzan alrededor de sus faldas como perritos. Los enamora y desenamora a su antojo, según le convenga y dependiendo de las necesidades del momento. Y cuando va a visitar a sus cuñados (huyendo precisamente de una situación bastante incómoda en la que se encontraba durante otra visita, donde ha conquistado al señor de la casa, casado, y al pretendiente de la hija de dicho señor, provocando la ira de la sufrida esposa y ya no tan futura suegra), se desencadena la historia que leemos en la novela. Así que tenemos a Lady Susan, a su amiga Alicia (igual de arpía que ella), a su pobre y menospreciada hija, a su cuñada (¡grande! la única que la tiene bien calada), al hermano de su cuñada (¡tonto!), y ocasionalmente a los padres de su cuñada. Y dejándolo aquí, para no revelar más de lo que debo, solo me queda recomendarla. Es que me ha gustado mucho. Por si no se nota.

Sobre la edición, ya comenté que a pesar de que Alba había editado en un mismo volumen las dos novelas, a mí me tiraban mucho más las ediciones ilustradas de Nórdica. Reconozco que Nórdica es una debilidad editorial mía. De esas editoriales que si pudiera, tendría todos sus libros en la estantería. Y los miraría una y otra vez embobada y con media sonrisilla en la boca... Pero hablaba de la edición. No sé si os ha pasado alguna vez que unas ilustraciones os parecen feas (tal cual, feas), pero que no te imaginas otras imágenes para la historia que tienes entre las manos. Pues eso me pasa con esta edición. La mano de Javier Olivares en estas ilustraciones no me llama nada la atención. Es que las miro y me parecen FEAS. Pero no cambiaría mi edición por ninguna y hasta les estoy cogiendo cariño (y me explico... no feas en ejecución ni en trazado. Las ilustraciones son buenísimas... pero quizás esos rostros son demasiado abstractos para mi Jane y sus personajes. Es el estilo lo que no me gusta). El caso es que comulgo con ruedas de molino y sigo enamorada de mis ediciones de Nórdica. A pesar de todo. Y aunque siga sin entender que usen el "vos" en las traducciones de Jane Austen. Amor ciego.

(Se avecina adaptación este año, titulada Love and Friendship, con Kate Beckinsale dando vida a Lady Susan. Haciendo un sacrificio enorme, que no me gustan nada estas pelis, habrá que verla...)


Jane Austen (Steventon, 1775-Winchester, 1817). Novelista británica. Séptima hija de una familia de ocho hermanos, su padre se encargó personalmente de su educación. En 1801, los Austen se trasladaron a Bath y luego a Chawton, un pueblo de Hampshire, donde la escritora redactó la mayoría de sus novelas. Apacible, sereno y equilibrado es su modo de escribir, y describe con sutil ironía el ambiente de la clase alta rural del sur de Inglaterra. El interés de sus obras reside en los diferentes matices psicológicos de sus personajes, y en la descripción, con una buena dosis de crítica, del ambiente social en que sitúa a sus protagonistas, que no es otro que el suyo propio, el de la burguesía acomodada.

Miss Hurst

martes, 26 de enero de 2016

Entrevista ::: SANDRA FERRATÉ




Sandra Ferrate nació en 1988 en Reus (Tarragona), y desempeña su labor profesional en el sector de la Educación Infantil. Sus influencias literarias abarcan un amplio espectro literario que va desde el romanticismo de Jane Austen y Charlotte Brontë al terror de William Peter Blatty y Stephen King. Además de su actividad literaria, también ha escrito dos guiones para sendos cortometrajes que se rodaron en 2014. 

Su primera novela, publicada en 2014, fue La oscuridad dentro de ti.

s tarde publicaría Dos vidas conectadas y un conjunto de tres relatos con el título de Historias de terror.

Su última publicación ha sido Furia, un relato donde vuelve al género con el que comenzó su andadura como escritora.

Tan solo su primera novela aparece con su nombre. Desde Dos vidas conectadas utiliza el seudónimo de Sandy Ferrate.
 

Podéis encontrarla en los siguientes enlaces:

BLOG  -->  Intentar escribir
FACEBOOK  -->  Sandy F. Escritora + Sandy Ferraté
TWITTER  -->  Sandy Ferrate