miércoles, 21 de febrero de 2018

RESEÑA (by MH) ::: PERO... ¿QUIÉN MATÓ A HARRY? - Jack Trevor Story





Título original: The trouble with Harry
Autor: Jack Trevor Story
Editorial: Alba (colección Rara Avis)
Traducción: Concha Cardeñoso Saénz de Miera 
Páginas: 160
Fecha publicación original: 1949
Fecha esta edición: noviembre 2014
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 14,90 euros
Imagen de cubierta: Fotograma de la película Pero... ¿quién mató a Harry? (Alfred Hitchcock, 1955)
Una mañana de verano, en un bosque que rodea la urbanización de Sparrowswick Heath, un niño de cuatro años encuentra el cadáver de un hombre. Al contrario de lo que sucede en las novelas policíacas, no se trata aquí de encontrar, entre una serie de sospechosos, quién es el asesino: más bien al contrario, aquí hay toda una serie de personas que confiesan haber matado a la pobre víctima... con lo que ciertamente se hace difícil determinar quién lo hizo en rea­lidad. 

Pero... ¿quién mató a Harry? (1949), adaptada en 1955 al cine por Alfred Hitchcock, es una fenomenal vuelta de tuerca a los mecanismos de la novela policíaca, una excelente comedia negra elaborada con toda la tranquilidad y mordacidad de la flema británica.
Que sí, que sí, que ahora os suelto un rollo de estos míos que aburren a las ovejas, pero que lo tengáis claro desde YA: me parece una joyita. Todo lo que diga a partir de ahora es paja pa'rellenar, porque la idea esencial se reducirá básicamente a esa frase en negrita de este muy poco profesional párrafo de apertura xD.

El caso es que soy muy fan del amigo Hitchcock. Cuando era una cría, en vez de gastarme las pelillas que me daban mis padres en cosas normales de mi edad, yo me iba al Carrefour (iba a hacer el chiste pero no lo hago xD) y me compraba sus pelis. Palabrita. Una vez llegué a juntar mucho dinero, y me compré un pack, ¡un pack! de varias de sus pelis más antiguas. Con unos 13 o 14 años. Si en aquel momento hubiese sabido quién era Gollum, me hubiese sentido como él. Friki se nace. Lo que no sabía era que muchas de esas pelis estaban basadas en libros, de eso me enteré años después. Y desde que la iluminación informativa llegó a mi vida, uno de mis propósitos ha sido leer todos esos libros que Alfie Hitch adaptó y que tantas horas maravillosas me han dado y me seguirán dando a lo largo de mi vida. Y todo esto nos lleva, obviamente, al libro que hoy os traigo.

A ver cómo os lo explico...

Abie es un niño de cuatro años al que le gusta andar por el bosque de una manera que él se ha inventado acechando a sus presas escopeta de plástico en mano, y que de repente oye un disparo, disparo que se pierde por encima de él hacia un lugar donde está escuchando una discusión entre un hombre y una mujer. Después se queda todo en silencio, y sigue andando de esa manera que él se ha inventado... y se encuentra con un hombre despatarrado con sangre en la frente y, digamoslo sin rodeos, muerto. Muy muerto. Súpermuerto. De la mujer no hay rastro. Del que ha disparado tampoco. Abie se marcha en busca de su madre, pero ese bosque está más transitado que el metro en hora punta, y Harry, que así descubriremos que se llama el muerto, recibe muchas visitas de todo tipo: la del nuevo capitán (el disparo que había escuchado Abie era suyo, y aunque sospecha que lo ha matado él, tampoco se le ve muy por la labor de denunciarlo), la guapa madre de Abie (a la que solo le falta dar palmas cuando ve que Harry está muerto y se vuelve a casa a celebrarlo comiendo pasteles), la solterona señorita Graveley (que ve al capitán arrastrando al cadáver y, sin que se le mueva un solo mechón del pelo, le invita a tomar el té y le deja seguir a lo suyo)...

Como veis, nadie parece especialmente preocupado por el hecho de que Harry haya sido asesinado, lo que sin lugar a dudas convierte a todos en sospechosos. Y es que a ver, es un forastero... y total, es un muertecito de nada... y estas cosas de muertos solo dan complicaciones y mucha pereza, ¿no creéis? Con lo tranquilos que estaban ellos, y viene el cadáver de Harry a molestar... pero algo habrá que hacer con el cuerpo, ¿no? Claro, que deshacerse de un muerto nunca fue tan complicado, y mientras lo entierran y desentierran y lo vuelven a enterrar, realmente la duda persiste, porque la cosa no está muy clara, y tú, como lector te preguntas: A ver, que me entere yo de una buena vez. Pero... ¿quién mató a Harry?

Cuando me encuentro un libro que en manos sin talento podría ser una historia más, pero que moldeada por un genio brillante, una prosa magnífica (y mordaz, irónica, punzante...), un humor negrote y una barniz británico que lo cubre todo, se convierte en una novela deliciosa, fantástica y sorprendente, yo doy palmas con las orejas y con lo que haga falta. Es que encima estamos, una vez más, ante la primerísima novela de un autor. ¿Por qué unos tienen tanto talento y otros tenemos tan poco? Lloraré mis penas en otro lado.

Sparrowswick Heath es el lugar remoto y escondido de la campiña inglesa donde tiene lugar la acción. En esta urbanización hay casitas desperdigadas con nombres como El Barco, Caos, El Refugio, Buena Vista... y en estas casitas viven personajes tan excéntricos como excéntrico es el lugar donde a un lumbreras del ladrillo se le ocurrió construirlas. Viven apartados del mundo, y el mundo ignora su existencia, así que cuando se les presenta un muerto a la hora de la comida, pues tienen su propia manera de lidiar con el asunto. Ahí está, ni más ni menos, el meollo de todo el asunto.

En la sinopsis se hace alusión a una vuelta de tuerca a los mecanismos de la novela policíaca... a ver, sí pero no. Quien busque algo remotamente parecido al género policíaco, se va a llevar un chasco, pero esa frase tiene su por qué: imaginaos esa misma sinopsis sin comedia negra ni mordacidad del absurdo ni ironía británica ni personajes extravagantes... imaginadla como en serio. ¿Verdad que sería un planteamiento fantástico para una novela negra? Pues ahí está la clave: que Story planteó una trama de novela negra y lo convirtió en algo diferente, divertido, caústico e inolvidable... pero hay que estar preparado para eso, para la vuelta de tuerca. No busquéis en él tramas policíacas o lo que se entiende por ellas, porque no lo vais a encontrar.

Y encima hay que añadir la referencia a El sueño de una noche de verano de Shakespeare tan obvia, tan latente, tan bien hecha, tan bien implementada... ese bosque mágico, a ratos adormilado, a ratos juguetón, siempre evocador, con sus niditos de amor, sus cazamariposas y sus intrusos que entran y salen de escena de un modo maravillosamente teatral... todo es, hasta el final, una fuente de sonrisa constante. Y de verdad, está muy bien escrito. De esos libros que te transmiten personalidad.

Quería haceros una reseña combo pero no me da la vida para más, así que no he tenido tiempo de revisionar la peli de Hitch. La vi por última vez hace ya años, pero salvo que la recuerde muy mal, es de sus adaptaciones que menos se alejan de la novela original (que ya es mucho decir, porque le echaba mucha imaginación a las adaptaciones). Por eso os he puesto por ahí arriba un fotograma de Shirley MacLaine (que hizo su debut en el cine con esta peli, por cierto, para quien no lo sepa) junto al libro, que para eso sale ella en la portada, y con eso apañamos el intento de combo.

Se acabó, no os cuento más. No diréis que no se me nota cuando algo me entusiasma: subjetividad a tope y la contención en busca y captura. ¿Os he dicho ya que lo tenéis que leer?





Jack Trevor Story nació en Hertford en 1917, hijo de un panadero y de una empleada doméstica. Antes de dedicarse a escribir, trabajó como ayudante en una carnicería y en la fábrica de radios Marconi. 
 
Pero… ¿quién mató a Harry? fue su primera novela, que Alfred Hitchcok llevaría al cine en 1955. A ella siguieron No Protection for a Lady (1951), una serie de novelas de aventuras, multitud de guiones para televisión y, entre otras muchas novelas, una trilogía sobre un vendedor ambulante, compuesta por Live Now, Pay Later (1961), Something for Nothing (1963) y The Urban District Lover (1964). Autor prolífico y a destajo, casado y abandonado varias veces, siempre endeudado, las columnas autobiográficas que publicó en The Guardian en la década de 1970 sirvieron de inspiración para una serie de televisión de la ITV, Jack on the Box
 
Murió en 1991 en Milton Keynes (Buckinghamshire), después de pasar una temporada en una institución psiquiátrica.

lunes, 19 de febrero de 2018

RESEÑA (by MH) ::: EL DETECTIVE DEL FERROCARRIL - Victor L. Whitechurch




Título original: Thrilling stories of the railway 
Autor: Victor L. Whitechurch
Editorial: Ardicia
Traducción: Pablo González-Nuevo
Páginas: 204
Fecha publicación original: 1912
Fecha esta edición: noviembre 2017
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 17,50 euros
Ilustración de cubierta: Natalia Zaratiegui






Thorpe Hazell provoca siempre el más absoluto desconcierto en todo aquel que no esté familiarizado con sus numerosas particularidades: pelirrojo, entusiasta del ejercicio físico, ferozmente vegetariano, y cuya erudición en lo referente al coleccionismo de libros solo resulta equiparable a su saber casi científico sobre el mundo del ferrocarril. De ahí que las compañías de trenes soliciten tan a menudo su experto juicio a la hora de resolver cualquier suceso, por intrincado, comprometido o escabroso que sea…

Este volumen presenta la totalidad de los casos protagonizados por Hazell, originalmente publicados por entregas en revistas como The Strand o Pearson’s y recogidos más tarde en forma de libro, junto con otras historias de ambientación ferroviaria, en Thrilling Stories of the Railway (1912). Una oportunidad única para disfrutar con las sorprendentes aventuras del que, sin duda, es uno de los investigadores más originales y memorables de la historia de la ficción detectivesca.
Supongo que a estas alturas ha quedado claro que me pirran los detectives clásicos, ya sean del XIX o de la primera mitad del siglo XX. Publicación que toca el tema, que descubre un nuevo detective no traducido hasta ahora, series, sagas, lo que sea... tengo que tenerla y leerla. Las dos cosas. Hay tantísimo pendiente de recuperar... Y todas estas condiciones las cumple el detective que os traigo hoy, Thorpe Hazell. Si encima está ambientado en el mundillo del ferrocarril... es que también me pirran los trenes, que no sé si lo he dicho alguna vez. Y viajar en tren. Muy "pirrada" estoy yo xD.

Una curiosidad antes de empezar. El autor, Victor L. Whitechurch, era clérigo de la Iglesia Anglicana. Pertenecía al Detection Club junto a los grandes de las novelas de detectives, escribió varias novelas de misterio entre otras cosas, pero era, al fin y al cabo, un clérigo (bueno, llegó a ser deán, no le quitemos rango). A mí particularmente me ha sorprendido mucho, porque por la lectura de los relatos (punto a su favor) no se deduce en absoluto (de hecho solo aparece un religioso en uno de ellos, obispo para más señas, y tampoco es que se muestre muy condescendiente con él). Iglesia y religión cero patatero, por si alguien ya conocía la profesión del autor y le echaba para atrás este tema porsiaca tenía presencia en sus escritos.

Sobre el libro en sí, hay que recalcar que no es una novela, sino diferentes casos (nueve en total) protagonizados por Hazell, que fueron publicados en dos periódicos de la época y más tarde recopilados en el volumen que hoy os traigo. Unos tienen más páginas y otros menos, pero realmente son relatos, y siendo en clave policíaca, ya podéis adivinar que tampoco da para superinvestigaciones ni nada parecido. Avisados estáis, que también sé que esto no es del agrado de todo el mundo.

Y ahora sí entramos en materia.

Al ser relatos sin relación alguna entre ellos y cuyo único nexo de unión es el detective Hazell, podemos encontrar de todo. Desde un asesinato hasta un secuestro, pasando por un caso de contrabando, algún robo o un conflicto internacional... los trenes dan para mucho, y cada vez que hay que resolver uno de estos problemas, se acude a Thorpe Hazell, residente en Netherton pero con un pisito de soltero en Londres, experto en ferrocarriles y detective aficionado. Y como pasa siempre al ser relatos, pues también hay de todo en cuanto a calidad o disfrute... algunos me han parecido más sencillotes o simplones, y otros están más currados y tienen más chicha. Además hay veces que la cosa se pone técnica, y cuando empieza a hablar de agujas, raíles, sentidos, p'alante, p'atrás... el lector tiene que esforzarse un poco para ponerse en situación y saber realmente lo que está pasando, porque si no se corre el riesgo de leer por leer y enterarte solo de cómo acaba la cosa, pero no de cómo se ha llegado hasta ahí. Particularmente reconozco que me tiran más los misterios en el interior del tren. Soy así de básica.

Si tengo que destacar algunos, me quedo con Cómo salvar una entidad bancaria, El caso de la valija diplomática alemana y El collar robado. Me parecen los más completos y complejos, que sobre todo esto último es algo que está un poco más disperso en algunos de los otros relatos. Todos son interesantes, todos se leen muy bien, pero estos tres que os comento tienen un nivel de complejidad extra que da vidilla e interés a la narración. También tiene su aquel el de La aventura de la locomotora piloto. Y me estoy dando cuenta mientras los escribo que son 4 de los 5 últimos relatos tal y como están ordenados en el libro. Si están colocados según fueron publicados en prensa, está claro que se nota mucho la mejora y la evolución entre las historias. No entro a detallaros nada específico sobre cada uno porque no debo ni puedo, pero con los títulos os hacéis una idea. El esquema de los relatos es siempre el mismo, y con saber que el caso tiene que ver con el título, que se lo encargan a Hazell y Hazell lo resuelve, ya sabéis por dónde van los tiros xD.

Y vamos con el detective.... Hazell es un detective peculiar, pero esto no es nada nuevo. Todos (o casi todos) los detectives de aquella época eran peculiares, y a veces parece una competición entre los autores a ver quién se inventaba al investigador más rarito o especial. Adoro este tipo de literatura clásica, y no podría ser así si no me encantasen los detectives extravagantes y/o con rarezas... pero tengo que reconocer que este Thorpe Hazell no me ha llegado a hacer tilín. Como investigador, sí, es de ferrocarriles, es aventurero, pero la resolución de los casos no tiene nada de especial más allá de su ambientación ferroviaria, así que su peculiaridad personal se basa en su condición de vegetariano, en su obsesión por comer sano (e inculcárselo a los demás), y sobre todo, en sus ejercicios (ah, también se disfraza... que no falte... la sombra de Sherlock siempre será alargada).

El caso es que Hazell aparentemente hace eso de cinco comidas al día tan recomendable para una alimentación adecuada, y las hace le pille donde le pille. Siempre lleva su leche y sus galletas integrales cuando se va a resolver un caso. Pero cuando digo ejercicios, me refiero a que se pone a hacer molinetes con los brazos, o flexiones, o lo que sea, justo ante de comer (para hacer bien la digestión), se bebe su leche, se come sus galletas, y nueva tanda de ejercicios (nuevamente para la digestión... o para no engordar, vaya usted a saber). Da igual que acaben de detener a un sospechoso, que estén a punto de detenerlo... cuando toca, toca, y hay que comerse y beberse las galletas y la leche y hacer molinetes. Y que queréis que os diga... la primera vez, vale. La cuarta, te hace arrugar la nariz (la décima ya ni os cuento). Todo este rollo del ejercicio y las comidas me tapaba un poco su labor como detective, así que supongo que será solo cosa mía, pero reconozco que no he congeniado mucho con Hazell.

Así que ahora viene lo peliagudo... ¿recomiendo esta lectura? Sí y no.

Si os decidís a leerlo no os vais a arrepentir: es una lectura agradable, entretenida y que se lee bien... pero salvo que os apasione muchísimo el tema de los clásicos policíacos, tampoco creo que os dé para mucho más. Es que, si soy honesta, a mí me apasiona el tema y no me ha dado para mucho más. Y eso que la perspectiva de un detective experto en ferrocarriles (para una amante de los detectives y los ferrocarriles como es mi caso) es algo así como la idea del siglo. ¿Qué podía salir mal? Pues el detective experto en ferrocarriles propiamente dicho. Creo que mi falta de conexión con el personaje es lo que ha hecho que me haya gustado sin más... no me ha emocionado.

El detective del ferrocarril es una lectura para los que, como yo, necesitan conocer todo lo que se publicó de novela policíaca clásica en su momento, y si se es un apasionado del tema, obviamente hay que acercarse a este detective y descubrirlo. Pero para quien no sea un "coleccionista" de detectives clásicos y quiera simplemente un buen libro con un buen detective, me cuesta recomendar esta recopilación de relatos por encima de otras obras de la primera mitad del siglo XX con mucha más enjundia, complejidad y trasfondo, ya no solo en el personaje en sí mismo del detective, si no en las tramas. Estos relatos se quedan un poco cortos.

Así que sí, me ha gustado, entretiene, se lee en nada y me ha resultado una lectura curiosa, pero esperaba un poco más de este detective ferroviario. Thorpe Hazell no va a pasar a mi olimpo de detectives clásicos, y mira que lo siento.



Victor L. Whitechurch nació en Chichester en 1868. Tras cursar estudios de Teología, ocupó diversos cargos dentro de la jerarquía eclesiástica, y en 1913 llegó a ser nombrado deán de Aylesbury. Fue autor de numerosos escritos de carácter religioso, de una autobiografía y de una serie de exitosas novelas de misterio, entre las que cabe destacar The Canon in Residence (1904). Junto a G. K. Chesterton y Agatha Christie, entre otros, formó parte del prestigioso Detection Club, y su obra fue admirada por maestros del género como Ellery Queen o Dorothy L. Sayers.

viernes, 16 de febrero de 2018

GANADORES ::: SORTEO "2222"

¡Buenos días a todos!

Hoy toca la resolución del sorteo de la novela 2222, del escritor P.L. Salvador, así que sin más dilación vamos con las ganadoras :)


¡Enhorabuena a las dos!

Tenéis 48 horas para reclamar vuestro premio. Mandadnos un email con vuestros datos a nuestro correo electrónico lasinquilinasdenetherfield@gmail.com. Los dos libros los enviará el autor. Si lo queréis dedicado, avisadnos cuando nos mandéis los datos.

Lo dicho, mil gracias a todos por participar, y prontito llegamos con más sorteos :)

miércoles, 14 de febrero de 2018

CUANDO PROUST VISITÓ NETHERFIELD #4 ::: TERESA HERNÁNDEZ

¡Hola a todos!
 
Los cuestionarios Proust van viento en popa, y aquí venimos con el cuarto de ellos.
 
En esta ocasión os traemos a la escritora Teresa Hernández, de la que hemos reseñado tres libros desde que abrimos las puertas de Netherfield, y que ha sido tan amable de acceder a contestar nuestras preguntas.
 
Sin más dilación, ¡a por el cuestionario!




TERESA HERNÁNDEZ DÍAZ

-Doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid.
-Su primer premio literario fue un lote enorme de libros en un concurso organizado por la extinta editorial Bruguera por asegurar, siendo niña, que de mayor quería ser escritora.
-Ganadora I Concurso Internacional de Microrrelatos organizado por la Latin Heritage Foundation.
-Accésit II Premio de Narrativa de la editorial Mablaz con Las esquinas de mi cabeza.
-Finalista I Certamen de Narrativa Alfar con Crónica ministerial
-Finalista V Premio Narrativa LM con Las heladas lunas de Júpiter
-Ganadora III Premio de Narrativa de la editorial Mablaz con La galería de los susurros.




BIBLIOGRAFÍA

  

CRÓNICA DE UN ADOSADO (2013)
PALABRAS DE AGUA
Enlace EDITORIAL

Gloria Tabernero es una profesora divorciada que vive junto a su hijo y su padre en una urbanización aislada a las afueras de Madrid. En «Crónicas de un adosado» seremos testigos de su vida cotidiana junto a sus allegados, vecinos, alumnos y demás fauna (borregos y pavos incluidos).



LA DAMA DE LAS CAVERNAS NO TIENE JARDÍN (2014)
BABYLON
Enlace EDITORIAL

Verónica Abad es una periodista insomne que sufre trastornos emocionales. Cuando accidentalmente llegan a sus manos unas viejas cartas sobre las que no tenía conocimiento, descubre que su madre mantuvo un misterioso romance años antes de darle la vida. Movida por la necesidad de reconstruir su pasado, viajará a Cuba en busca de respuestas, en donde descubrirá una apasionante historia de amor que hará suya.Con esta intensa novela, Teresa Hernández te deleitará gracias a su hábil prosa y una trama que gira en torno a personajes memorables, con gran sensibilidad y elegancia.

LAS ESQUINAS DE MI CABEZA (2016)
LIBROS MABLAZ
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

Ante la grave enfermedad de su hija, Ángela se ve obligada a quedarse al cargo de su nieta, una adolescente desorientada y de personalidad difícil. Son dos personas con caracteres opuestos que han mantenido un trato escaso, por lo que su relación es complicada. En un intento por acercarse a la niña, Ángela, guiada por la música y por los hombres que han marcado su vida, le descubre a la verdadera mujer que habita dentro de ella.
La novela se divide en cuatro bloques que se corresponden con sus amores adolescentes, los de juventud, los prohibidos y los lascivos. Estos capítulos se unen entre sí mediante una serie de relatos cortos que se enmarcan dentro del realismo mágico, cuyo desenlace y razón de estar se descubre al final de la obra.



LA GALERÍA DE LOS SUSURROS (2017)
LIBROS MABLAZ
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

El término "galería de los susurros" en arquitectura define a un edificio con capacidad de transportar un sonido leve a otras partes de su espacio. En esta novela se refiere a las voces que han pasado de generación en generación y que han permitido recomponer la historia de una saga familiar ubicada en las frías tierras sorianas desde el siglo XIX hasta la actualidad. Se trata de un paseo por la historia que convierte en protagonistas a personas anónimas de cinco generaciones sucesivas.



KARA: LA SONRISA OCULTA DE VENUS (2017)
JAVLSA23
Enlace EDITORIAL 

Kara es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid; en ella colaboran profesionales de idiosincrasia contrapuesta que se presentan en la novela como un mosaico colorista y variopinto. Los personajes inducen al juego con el lector y mientras algunos resultan cercanos y es fácil empatizar con ellos para compartir sus angustias y complejos, otros aparecen distantes o misteriosos. En La sonrisa oculta de venus, una adinerada familia de empresarios se presenta con el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas.

KARA es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid. En la Sonrisa Oculta de Venus, una adinerada familia de empresarios se presentacon el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas. "KARA, La Sonrisa Oculta de Venus" es una novela de trama policial en la que cada personaje aporta un matiz diferente dependiendo de su carácter; resulta así una mezcla de novela negra con comedia y un toque de chick lit.

Leer más: https://teresahernandez.webnode.es/products/kara-la-sonrisaoculta-de-venus/
KARA es una agencia de detectives privados con sede en Memphis (Tennessee) que posee distintas delegaciones diseminadas por Europa, una de ellas en Madrid. En la Sonrisa Oculta de Venus, una adinerada familia de empresarios se presentacon el caso de un robo que tiene como trastienda un complejo entramado familiar. Los sondeos sobre el saqueo reorientan la investigación y la centran en escenarios y personajes que aparecían como secundarios. La acción se desplaza de Madrid a la provincia de Cádiz seccionando los sucesos que ocurren entre los dos enclaves. El asesinato de una misteriosa mujer de origen ruso desencadena en el despacho un torrente de emociones que alteran las relaciones profesionales y personales que unen a los protagonistas. "KARA, La Sonrisa Oculta de Venus" es una novela de trama policial en la que cada personaje aporta un matiz diferente dependiendo de su carácter; resulta así una mezcla de novela negra con comedia y un toque de chick lit.

Leer más: https://teresahernandez.webnode.es/products/kara-la-sonrisaoculta-de-venus/

CRÓNICA MINISTERIAL (2017)
PALABRAS DE AGUA
Enlace RESEÑA
Enlace EDITORIAL

La vida de Ángela resulta de lo más convencional. Es madre de dos hijos, una adolescente y un pequeño, esposa de un fiscal y funcionaria del ministerio de hacienda. En el trabajo pasa el tiempo tramitando expedientes de compras y lidiando con compañeros peculiares que casi siempre resultan molestos. El ministerio es un lugar aburrido y casposo a menos que se vea a través de un cristal especial, por eso ella prefiere ponerse unas gafas que convierten lo que es gris en azul turquesa. Crónica ministerial es un relato que muestra la cara más divertida de la vida cotidiana.

1. Rasgo principal de mi carácter: Tenacidad.

2. Cualidad que prefiero en un hombre: La honradez.

3. Cualidad que prefiero en una mujer: La honradez.

4. Lo que más aprecio de mis amigos: El cobijo que te ofrecen.

5. Mi principal defecto: No escuchar lo suficiente.

6. Mi ocupación preferida: Escribir.

7. Mi idea de felicidad perfecta: Llevar una vida relajada con mucho tiempo libre.

8. Mi mayor desgracia sería: Ver morir a uno de mis hijos.

9. Mi color y flor favoritos: El color albero y las lilas.

10. De ser otra persona o un objeto, me gustaría ser... Persona siempre, nunca objeto. Leonardo Da Vinci.

11. País en el que me gustaría vivir: De cara al Mediterráneo, sin duda.

12. Mi mayor extravagancia: Conducir con unos zapatos viejos, pero viejos, viejos.

13. Mi compositor y pintor preferidos: Freddie Mercury y Sorolla.

14. Palabra o frase que repito a menudo: Pero vamos a ver…

15. Mis héroes y heroínas de la vida real: Los visionarios que se embarcan en proyectos imposibles.

16. Mi nombre favorito: Alejandro.

17. Lo que odio por encima de todo: La corrupción.

18. Personajes de la historia que más desprecio: Fernando VII, Alfonso XIII.

19. Cómo me gustaría morir: De un paro cardíaco a partir de los 90 años.

20. Mi estado habitual de ánimo: Tranquilo.

21. Don de la naturaleza que me gustaría poseer: Saber pintar.

22. Faltas que me inspiran la mayor indulgencia: Las de juventud.

23. Ocasiones en que suelo mentir: Para salir de un atolladero.

24. Mi lema favorito: Más vale que la inspiración te pille trabajando.

25. Mis autores favoritos en prosa: Paul Auster, Leopoldo Alas Clarín.

26. Mis poetas favoritos: Rafael Alberti.

27. Mis héroes preferidos de ficción: Fitzwilliam Darcy.

28. Mis heroínas favoritas de ficción: La princesa Leia.

29. Libro que siempre recomiendo a quien me pregunta: El jinete polaco, de Muñoz Molina.

30. Prejuicios como lectora: Los libros demasiado largos.

31. Manías como escritora: No tengo ninguna en especial.

32. Lo primero que hago al entrar en una librería: Respirar hondo.

33. Lo más bonito que me ha dicho un lector: Que se ha reído como un niño conmigo.

34. Libro que estoy leyendo: Cartas a una extraña, de Mercedes Pinto.
35. Libro que no leería nunca: Hay muchos. No leería ninguno de autoayuda ni tampoco la trilogía de Grey y similares que aparecieron como setas.

36. Autor del que siempre espero su próxima novela: Lorenzo Silva.

37. Locura que he hecho por un libro: No recuerdo ninguna.

38. Clásico imprescindible: La Regenta.

39. Clásico que me ha defraudado: El libro de la ciencia, de Pío Baroja.

40. Libro que me hubiese gustado escribir: Muchos. Por decir uno, El viejo y el mar, de Hemingway.

41. Mi sueño como escritora: Ver alguna de mis novelas en el cine.

42. Personaje favorito de toda mi obra literaria: Salomón Twice, de mi novela El mago que buceaba al otro lado del mundo.

43. Si mi última obra fuese un estado de ánimo sería… expectante.

44. Mi última obra publicada le gustará a quien le guste: Reírse.

45. Despedida libre: Me gustaría aconsejar a los lectores que den una oportunidad a los escritores menos conocidos. Existen verdaderas joyas entre ellos que lamentablemente quedan en el limbo por falta de promoción. También quiero agradecer a las inquilinas de Netherfield la oportunidad de responder a este cuestionario que me permite acercarme a los lectores.



¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, TERESA!!
¡¡EN MARZO SEGUIMOS CON MÁS CUESTIONARIOS!!